Diez series viejunas que deberías volver a ver

series-viejunas

Vale, las series como ‘True Detective’ o ‘Mad Men’ están muy bien, pero los ‘shows’ a la antigua usanza tenían también su encanto… Algunas han pasado mejor que otras el filtro del tiempo, pero te aseguramos que estas diez que te proponemos tienen aún mucho que enseñarnos:

ALF

Un extraterrestre con un sospechoso parecido a Esperanza Aguirre que come gatos. ALF molaba un montón, aunque si decides verla entera es probable que flipes con su final más que con el de ‘Lost’: el último capítulo terminaba en ‘cliffhanger’, con ALF a punto de ser ejecutado por el ejército estadounidense. Como lo oyes… Por suerte, tras el fin de la serie se produjo una película que explicaba el paradero del bicho, que no solo no estaba muerto sino que estaba de parranda acabó siendo nombrado embajador extraterrestre en el planeta Tierra.

Se ha escrito un crimen

La serie de Jessica Fletcher es un clásico entre clásicos que merece la pena ser revisitado. Empezando por el hecho de que sus más de doscientos capítulos parten todos de la misma premisa: la señora Fletcher viaja a un sitio y, de repente, en ese sitio muere alguien. Así durante doce temporadas y sin que nadie le retirara el pasaporte a esta anciana que trae la muerte consigo. Pero ningún patrón repetitivo de guión es impedimento suficiente para ver una serie que siempre acaba con un frame congelado de la cara de su protagonista. Imprescindible y realmente adictiva.

El coche fantástico

Un coche. Que habla. Su protagonista es David Hasselhof. No hay más preguntas, señoría.

Vacaciones en el mar

Antes de Francesco Schettino, existía otro capitán de barco famoso: Merril Stubing, del Princesa del Pacífico.  Él y su tripulación eran los protagonistas de esta serie cuyas constantes tramas amorosas daban la sensación de que estábamos ante uno de esos cruceros de ‘swingers’. Y si no os lo creéis, revisitadla y veréis.

Primos lejanos

Haber visto esta serie en castellano implica detestar el doblaje para siempre (hola, Apu). Dejando a un lado la insoportable voz del primo Balki, ‘Primos Lejanos’ nos ha acabado enseñando muchas cosas sobre la vida, como que compartir piso es un asco o que los periodistas vivían mejor en los años 80 (Larry acaba comprándose un casoplón con su salario de redactor).

Los ladrones van a la oficina

Fernando Fernán Gómez, José Luís López Vázquez, Manuel Alexandre… pocas veces (por no decir ninguna) se ha vuelto a ver un elenco de actores como éste en una serie española. Aunque solo por eso merece la pena volver a ver algún capítulo, tenemos otra razón de peso para hacerlo: constatar el ‘efecto Benjamin Button’ en la persona de Anabel Alonso, que parece mucho más joven ahora que hace veinte años.

Salvados por la campana

En 2014, se cumplen 25 años del estreno de ‘Salvados por la campana’, una serie que ha cobrado ahora más interés que nunca a raíz de todos los trapos sucios que se han sabido sobre ella. Pero más allá de esto, hay muchas razones por las que deleitarse de nuevo con algún capítulo: porque tiene la mejor cabecera jamás creada, por  el teléfono  móvil gigantesco de Zack Morris o porque, extrañamente, todos los looks de Kelly Kapowski parecen ahora actuales.

Batman y Robin

Antes de Christopher Nolan e incluso de Tim Burton, Batman tenía su propia serie de televisión con las mejores escenas de lucha de la historia (o, al menos, las que más rótulos onomatopéyicos tenían). ¿Y por qué volver a verla? Porque aunque ahora nos parezcan ridículos, los decorados con todo lujo de detalle debieron costar un pastón… Además, se echa de menos un Batman que no parezca anabolizado.

Rugrats

‘Rugrats’ es la serie infantil perfecta, a medio camino entre la ñoñería imperante en los 90 y la completa ida de olla de los productos para niños de la época actual. Pero, además, tiene muchísimos detalles que seguro pasamos por alto cuando la vimos en nuestra infancia y que la convierten en una serie ideal para volver a ver. Y si no, recordad las fantásticas idas de olla del abuelo de Tommy.

Johnny Bravo

Tener que escoger entre Vaca y Pollo, El Laboratorio de Dexter o Johnny Bravo es una dura elección. Pero es que éste último lo tiene todo para ser un perfecto antecedente de Zoolander, además de una gran enseñanza para todas las niñas que veíamos las serie: alejáos de cualquier tipo minimamente parecido a éste. Como un tronista de HMYV en versión animada.

Entrada siguiente

Cosméticos marroquíes, tus mejores amigos

Mar Mar 2 , 2021
Quizás no seas consciente aún, pero desde tu afición infantil por los tatuajes de henna a tu devoción adulta por el aceite de argán, le debes mucho a la cosmética venida de Marruecos… Estos son los grandes ‘hits’ que debes buscar si tienes la suerte viajar allí: Contenido1 El ‘pintalabios […]
cosmeticos-marroquies